Somos Publicidad

Publi de Google en Facebook

 

¿Identificáis este anuncio? vamos, es fácil, tic tac tic tac…

¡Bien! eso es, un anuncio de Google dentro de Facebook. Pinchamos y nos lleva a http://www.google.es/adwords/start/?channel=gdn-ef&sourceid=awo&subid=es-es-adon-fb-asu-m-entre&utm_source=fb&utm_medium=adon&utm_campaign=es-es-adon-fb-asu-m-entre (os pongo el enlace completo con su tracking correspondiente).

La landing de Adwords, por cierto, es, desde mi punto de vista, una landing realmente buena. De hecho hasta me entran ganas a mi de introducir mi correo electrónico para que me den esos 75€, aunque no venda ni ofrezca nada…

Pero vamos al tema. No es mi intención comenzar a analizar su publi ni su landing ni nada por el estilo, en eso, ellos son unos auténticos “masters del universo“.

Lo que realmente me mueve a escribir este post son las sensaciones constantes de que vivimos en un mundo donde la publicidad es mucho más que eso. Ya no existen unas u otras plataformas, es un todo, creando publi bajo el modelo “en tu casa o en la mía”. Globalización total. ¿o a caso creías que cada una estaba cerrada en su mundo?.

Uno de los temas que más interesantes me parecen en temas de publicidad, es el cómo está evolucionando ésta en búsqueda del impacto perfecto. Gracias, por ejemplo, al modelo de compra programática y RTB (la conocida puja en tiempo real), se está acercando cada vez a esa impresión perfecta, donde el objetivo no es llegar a la mayor cantidad posible de usuarios potenciales, sino a mostrar lo que quieres que la gente comience a creer que necesita, a esa audiencia hiper-personalizada.

Vivimos en un mundo donde la publicidad es parte de él y donde, a la vez, nosotros somos parte de ella.

Anuncios

No es el cómo, sino el fin.

No es cuestión de pensar en lo qué debemos hacer para estar arriba. Es cuestión de pensar qué debemos hacer para conseguir nuestros objetivos.

Este podría ser el fin del post, descriptivo, sincero y realista.

La lucha de muchas empresas sumergidas en este sin fin de vaivenes y “juegos de rol” por lograr una mejor posición, muchas veces, marca el devenir del negocio. Desafortunadamente, no siempre con los resultados esperados. Y me explico. Debemos mentalizarnos de que el objetivo no es centrarnos en los propios caminos y sí a dónde queremos llegar. Analizamos nuestra campaña de SEM, queremos llegar a un óptimo nivel, intentar lograr esa calidad absoluta, con el fin último de ser los primeros, cuando en realidad, puede que no nos haga falta serlo.

De la misma forma ocurre con nuestro posicionamiento natural. Debemos reconocer que por naturaleza, somos ambiciosos y siempre buscamos lo mejor, ser los primeros. Tenemos que darle un poco al coco y pensar algo más. Centrémonos en qué nos da realmente rentabilidad. Igual una posición 3 o 4 nos sirve para llevar a nuestros objetivos, optimizando recursos y llegando a un nivel de rentabilidad óptimo.

Pensemos en nuestro fin último y no en ser los reyes del SEM, SEO o ser los que más “Me gustas” tenemos o más RTs, o en tener el mejor diseño, o mira lo creativos que somos, etc., etc., etc.. Todo eso que hacemos, llámese marketing de buscadores, marketing online, social media marketing, display, etc., todo eso no deja de ser pura y dura publicidad, y como decía David Ogilvy: “La publicidad es para vender“. Tan simple, fácil y directo como eso.